¿Te ha ocurrido alguna vez que intentas seguir por un camino, una dirección y continuamente aparece algo que cautiva tu atención y quiere desviarte?

¿Intentar colocar una meta en tu camino y que aparezcan otras más atrayentes?

Esto me paso a mi con las redes de mercadeo.

Al principio parecía que me cautivase la novedad, el modelo de negocio es tan impactante que nadie puede quedar indiferente al principio, la teoría del apalancamiento es tan espectacular que algunos no pueden evitar pensar que algo incorrecto debe haber en ella, “Es imposible que sea tan bueno”.

Y después de los años parece que todo indicaba que este era el lugar al que había sido llamada a estar.

La primera vez que oi hablar de redes fue en una conferencia de emprendimiento, sinceramente era el mejor sistema de emprendimiento que había oído, como solo hacía un mes que había dejado mi trabajo para montar mi propia empresa y aun me sentía muy novata en emprendimiento, al llegar a casa se ocuparon de tirar mi entusiasmo por el retrete,… Seguro que a ti también te ocurrió, “Demasiado bueno para ser legal” “ Eso es una estafa”

Creo que fue ahí donde empecé a entender que no tenia ni idea de montar un negocio, de emprendimiento,… y que tenia mucho que aprender, por eso me deje guiar por los mejores.

A medida que fui aprendiendo, a la vez que ponía en marcha mi primera y luego mi segunda empresa la alegre caja, fui conociendo más y más personas que se dedicaban a la industria. Ahí pude ver las dos caras de la moneda, en general eran personas entusiasmadas por los negocios, personas que deseaban ser exitosas, abiertas de mente, con muchas ganas de aprender, pero también me encontré con personas ansiosas por atraer personas a su negocio.

Mas tarde mi amiga Katia, mi socia en mi primera empresa y por ello nos habíamos separado, me presentó una de las empresas de Venta Directa más hermosas que existen, Mary Kay, y quise que ella me la mostrase desde dentro, como Mentora no podía enseñar aquello que no había vivido, me hice fiel consumidora, buena vendedora y constructora del negocio. Me enamore de la formación que allí recibían,… no me podía creer que por solo 25€ tu pudieras recibir tanta formación de calidad.

Y eso que algunas personas que solo se atreven a mirar desde fuera, piensas que “solo es motivación”, pero créanme que es una de las mejores formaciones que yo he visto en mi vida.

La Educación es la base de las Redes de Mercadeo.

Y cuando algunos amigos me preguntan,… ¿Cómo es que tú te dedicas a esto? Es porque no entienden esto.

Desde que deje el trabajo y empecé a leer libros que nadie a mi alrededor leía, ha hacer seminarios que nadie hacia y a entrar en redes sociales, a rodearme de emprendedores, me di cuenta de lo errados y desfasados que estamos.

Nuestro sistema educativo, desde kínder a la Universidad esta basado en la ERA INDUSTRIAL,… hemos cambiado de siglo, pasado velozmente por la ERA TECNOLOGICA O DE LA COMUNICACIÓN y estamos entrando gracias a ella en la ERA CONCEPTUAL, y nadie habla en el colegio de:

  • Inteligencia Emocional,

  • Habilidades para el emprendimiento,

  • espiritualidad,

  • Talento,

  • Empatía,

  • Educación Financiera,…

ESTAMOS CIEGOS, estamos educando a personas para un mundo que YA NO EXISTE. Y lo peor es que estamos lejos de que esto cambie rápidamente.

Nadie enseña en la Universidad a ser Exitoso, a ser Feliz, a Amar Incondicionalmente,…

A cambio nos enseñan a trabajar para otros 8/10 horas 5/6 dias a la semana, tener entre tres y cuatro semanas de vacaciones al año, hasta que cumplas 65 años y te jubiles.

Y yo no se ustedes, pero yo tuve la suerte de hacerme esta pregunta con 35 años ¿Para que todo esto?

¿Esta es la vida que quiero yo enseñar a mis hijos?

¿Existe algo mejor para mi y los míos?

Si, lo hay, estoy convencida que sí, de que merece la pena buscarlo,…

Fue gracias a estas preguntas que empecé a Emprender, y a trabajar con otros para que emprendieran, fue así como me convertí en Mentora de emprendedores.

Cuando en el 2014 me traslade a Santiago de Chile con mi familia, sabía perfectamente que no podría volver atrás, las empresas habían entrado en mis venas e hice todo por encontrar el entorno del cual yo quería rodearme.

Fue así como hace un año aparecieron de nuevo las redes en mi vida, invadiendo mi cabeza con nuevas ideas, proyectos, sueños,… No puedo decir que fuese fácil tomar algunas decisiones, mi ego se aferraba a la imagen mía subida al escenario, y se negaba a aceptarse como “vendedora”, es una lucha interna difícil de describir y solo se gana cuando aprendes a fluir, a dejar que las cosas ocurran, a ignorar los comentarios de los demás.

Sólo cuando pude crear silencio dentro de mi y limpiar las voces de mi alrededor pude entender que mi Misión, mi Liderazgo seguían siendo parte de mi Ser, y que las redes solo eran

el mejor vehículo para CRECER COMO PERSONA.